viernes, 11 de junio de 2010

20/06/2010 - 12º domingo del Tiempo ordinario (C)

Inicio ..... Ciclo A ..... Ciclo B ..... Ciclo C ..... Euskera

Lecturas y Evangelio del domingo

20 de junio de 2010

12º domingo del Tiempo ordinario (C)

Para leer la lectura y Evangelio del domingo haz "clic" sobre el título del domingo, o "cliclea" sobre Ciclo C en el menu superior.

PRIMERA LECTURA

Mirarán al que atravesaron

Lectura de la profecía de Zacarías 12,10-11; 13,1

La segunda parte del libro de Zacarías, “El reinado del Mesías”, comienza abruptamente, sin ninguna transición, pero el lector advierte de inmediato que se trata de algo nuevo. Ya no se habla de los problemas que inquietaban a la comunidad judía después del exilio, sino de los combates que habrán de asegurar el triunfo definitivo del Señor al fin de los tiempos. Ese triunfo se manifestará, sobre todo, en la liberación de Jerusalén, sometida a un doble ataque por parte de las naciones.
Este es un oráculo enigmático que el Nuevo Testamento, la tradición y hoy la liturgia leen en referencia al misterio de Cristo, que es a la vez su cumplimiento y su clave de interpretación.

SALMO

Salmo 62, 2. 3-4. 5-6. 8-9

Salmo de David, cuando estaba en el desierto de Judá, titulado “Sed de Dios” o “La verdadera felicidad”.
Buscar al Señor, estar sedientos de él, alzar las manos hacia él, invocarlo, esperar verlo, ciertos de quedar saciados, jubilosos de contar con su auxilio.

SEGUNDA LECTURA

Los que habéis sido bautizados os habéis revestido de Cristo

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Gálatas 3,26-29

En esta carta a los Gálatas San Pablo nos dice que a través del bautismo todos adquirimos la categoría de hijos de Dios, ya no habrá diferencias de clase, ni castas, ni de ninguna otra índole entre hombres ni mujeres, todos somos iguales a los ojos del Señor.

EVANGELIO

Tú eres el Mesías de Dios. El Hijo del hombre tiene que padecer mucho

Lectura del santo evangelio según san Lucas 9,18-24

Jesús pregunta a sus discípulos “¿quién dice la gente que soy yo?. Pedro declara que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y Jesús anuncia su muerte, y nos ofrece la salvación.
En un momento en que la muchedumbre se extravía en sus ideas acerca de él y cada vez se aparta más de él, sus discípulos reconocen por primera vez, de un modo explícito que es el Mesías.
Lucas a diferencia de Marcos omite la intervención de Pedro y la reprimenda de Jesús “Quítate de mi vista Satanás” Mc 8.32 y s.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

La publicación de los comentarios requerirán la aceptación del administrador del blog.