lunes, 2 de agosto de 2010

08/08/2010 - 19º domingo del Tiempo ordinario (C)

Inicio ..... Ciclo A ..... Ciclo B ..... Ciclo C ..... Euskera

Lecturas y Evangelio del domingo

8 de agosto de 2010

19º domingo del Tiempo ordinario (C)

Para leer la lectura y Evangelio del domingo haz "clic" sobre el título del domingo, o "cliclea" sobre Ciclo C en el menu superior.

PRIMERA LECTURA

Castigaste a los enemigos y nos honraste

Lectura del libro de la Sabiduría 18,6-9

El autor del libro de la Sabiduría escribe en el siglo I antes de Cristo. Ve la noche de la primera Pascua como una vigilia litúrgica celebrada en la espera confiada y gozosa de la realización de las promesas divinas. A los descendientes de los justos de los tiempos pasados se les asegura que experimentarán una liberación semejante al término de la vigilia actual.

SALMO

Salmo 32, 1 y 12. 18-19. 20 y 22

R.
Dichoso el pueblo a quien Dios escogió como heredad.

Los cantos de alabanza de los antepasados siguen resonando en la Iglesia, pueblo de Dios nacido de la Pascua de Cristo.

SEGUNDA LECTURA

Esperaba la ciudad, cuyo arquitecto y constructor iba a ser Dios.

Lectura de la carta a los Hebreos 11,1-2. 8-19

La esperanza tiene como fundamento la palabra de Dios, que hace, y seguirá haciendo, realidad lo que se dice. Por eso la fe logra que sea ya realidad la posesión de lo que se espera. Entre todos los antepasados que se nos presentan como modelos de fe. Abrahán ocupa, sin duda, el primer lugar. Tres episodios capitales de su historia dan testimonio de su inquebrantable confianza en las promesas de Dios.

EVANGELIO

Estad preparados.

Lectura del santo evangelio según san Lucas 12,32-48

Los que tienen la certeza de poseer ya el Reino, que sin embargo siguen siendo objeto de esperanza, se atreven a despojarse de sus bienes, con la mirada fija en las realidades futuras. Velan constantemente a la espera del Señor, de Cristo, para que su vuelta repentina no los encuentre desprevenidos. Dichosos los que hayan preparado su venida sin desfallecer, ayudando a los otros a permanecer en vela. Los negligentes serán castigados. En cuanto a los “administradores”, los responsables de las comunidades, ¡Hay de ellos sin se muestran indignos de la confianza del Señor!


Locations of visitors to this page

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

La publicación de los comentarios requerirán la aceptación del administrador del blog.