domingo, 2 de enero de 2011

06/01/2011 - La Epifanía del Señor

Inicio ..... Ciclo A ..... Ciclo B ..... Ciclo C ..... Euskera

Lecturas y Evangelio del domingo

6 de enero de 2011

La Epifanía del Señor (A)

Para leer la lectura y Evangelio del domingo haz "clic" sobre el título del domingo, o "cliclea" sobre Ciclo A en el menu superior.

PRIMERA LECTURA

La gloria del Señor amanece sobre ti

Lectura del libro de Isaías 60, 1-6

Marcada aún por el particularismo religioso, esta visión, unida a la del Apocalipsis, adquiere todo su sentido profético: la Jerusalén que esperamos bajará del cielo; en ella se reunirán para siempre, en alabanza unánime al Señor, los que ya desde ahora caminan hacia ella, guiados por la estrella de Cristo.

SALMO

Salmo 71, 1-2. 7-8. 10-11. 12-13 (R.: cf. 11)

R.
Se postrarán ante ti, Señor,
todos los pueblos de la tierra.


¡Que llegue el día de la congregación de todos los pueblos en torno a Cristo, rey de justicia y de paz, salvador de los pobres!

SEGUNDA LECTURA

Ahora ha sido revelado que también los gentiles son coherederos de la promesa

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios 3, 2-3a. 5-6

La Epifanía del Señor, fundamento y exigencia del anuncio del Evangelio a todos los pueblos, para los que está abierto el acceso al Reino sin más condición que la fe en Cristo.

Aleluya Mt 2, 2

Hemos visto salir su estrella y venimos a adorar al Señor.

Aleluya, Aleluya.
Estrella radiante de la mañana,
Jesucristo, luz de los pueblos,
Gloria a ti. Aleluya.

EVANGELIO

Venimos de Oriente a adorar al Rey.

+ Lectura del santo evangelio según san Mateo 2, 1-12

Ya en tiempos de san Mateo algunos se perdían en discusiones estériles. Con la palabra de Dios en la boca, mostraban a los demás el camino que tenían que seguir sin emprenderlo ellos, por miedo a perder lo que consideraban privilegios personales. Mientras tanto los paganos abrazaban la fe con alegría, dispuestos a acoger, sin reticencias, su inesperada novedad. También hoy las personas que menos se esperaba caminan denodadamente en busca del Señor. Cuando lo encuentran, llenas de alegría, no dudan en dejar atrás sus caminos habituales, guiados por la luz que los ilumina ahora en su interior.


Locations of visitors to this page

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

La publicación de los comentarios requerirán la aceptación del administrador del blog.