lunes, 30 de mayo de 2011

05/06/2011 - Ascensión del Señor (A)

Inicio ..... Ciclo A ..... Ciclo B ..... Ciclo C ..... Euskera

Lecturas y Evangelio del domingo

5 de junio de 2011

Ascensión del Señor (A)

Para leer la lectura y Evangelio del domingo haz "clic" sobre el título del domingo, o "cliclea" sobre Ciclo A en el menu superior.

La Ascensión del Señor se celebra el jueves de la VI semana de pascua, en algunas diócesis es transferido al Domingo VII de Pascua.

PRIMERA LECTURA

Lo vieron levantarse.

Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles 1, 1-11

San Lucas ha colocado un relato de la Ascensión del Señor al final de su evangelio y al comienzo del libro de los Hechos, que son en realidad dos partes de una misma obra. La última aparición de Cristo a sus discípulos clausura el periodo en el que Jesús estuvo en la tierra con los suyos, e inaugura una nueva era: la de la Iglesia. Ahora son los discípulos los que tienen la responsabilidad de anunciar la Buena Noticia, siguiendo las instrucciones que Jesús les ha dado, y «movidos por el Espíritu Santo». El Señor ha desaparecido de la vista de sus discípulos. Ha llegado la hora de trabajar en la preparación de su última venida, sin preguntar cuándo ni cómo será su retorno en la gloria.

SALMO

Salmo 46, 2-3. 6-7. 8-9 (R.: 6)

R.
Dios asciende entre aclamaciones; el Señor, al son de trompetas.

Alabanza a Cristo, Dios, Señor y Rey.

SEGUNDA LECTURA

Lo sentó a su derecha en el cielo.

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios 1, 17-23

Dios ha desplegado en Cristo un poder del que ya podemos beneficiarnos. Las palabras se acumulan en la pluma de san Pablo cuando trata de decir lo que representan para Cristo su resurrección y su glorificación a la derecha de Dios, y los innumerables e inconmensurables beneficios que de ellas de derivan para nosotros. La oración del Apóstol se convierte entonces en acción de gracias, en «eucaristía», dirigida al «Dios de nuestro Señor Jesucristo», el Padre que «todo lo puso bajo los pies» de su Hijo y «lo dio a la Iglesia, que es su cuerpo, como cabeza, sobre todo».

Aleluya Mt 28, 19. 20

Aleluya. Aleluya.
Cristo elevado a la gloria,
atrae hacia él a todos los hombres,
para hacer de ellos su cuerpo. Aleluya.


Aleluya, aleluya.
Id y haced discípulos de todos los pueblos
-dice el Señor-;
yo estoy con vosotros todos los días,
hasta el fin del mundo. Aleluya.

EVANGELIO

Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra.

+ Conclusión del santo evangelio según san Mateo 28, 16-20

Revelación del poder soberano de Cristo «en el cielo y la tierra»; misión de los discípulos enviados a todos los pueblos; prenda de la presencia del Señor entregada a los suyos «hasta el fin del mundo»; todo esto es para san Mateo el misterio de la Ascensión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La publicación de los comentarios requerirán la aceptación del administrador del blog.