lunes, 9 de julio de 2012

15/07/2012 - 15º domingo Tiempo ordinario (B)

Inicio ..... Ciclo A ..... Ciclo B ..... Ciclo C ..... Euskera

Lecturas y Evangelio del domingo

Para leer, compartir, bajarse o imprimir las lecturas y el Evangelio del domingo haz "clic" sobre el título del domingo, o haz "clic" sobre Ciclo A, Ciclo B o Ciclo C, en el menú superior para leer los evangelios de cada ciclo.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

15 de julio de 2012

15º domingo Tiempo ordinario (B)


Desde el primer momento de su ministerio en Galilea, iniciado tras la detención de Juan Bautista, Jesús llama a Simón y a Andrés, a Santiago y a Juan para que le sigan: «Os haré pescadores de hombres» (Mc 1,16-19: tercer domingo). Más adelante otros, como Leví, el recaudador de impuestos (Mc 2,13-14). se unirán a ellos y seguirán sus pasos. Entre estos fieles discípulos de los primeros días, Jesús instituye a los Doce: «los hizo sus compañeros, para enviarlos a predicar, con poder para expulsar demonios» (Mc 3,16-18). Pero, como dice san Marcos, primero los hace sus compañeros, lo que les permite conocerlo mejor, escuchar su enseñanza, ser testigos de sus milagros. Las controversias a las que asisten los conducen a interrogarse también ellos sobre el origen de la autoridad y el poder extraordinario de Jesús, a optar, con mayor conocimiento de causa, por él o contra él.
Un día Jesús considera llegado el momento de enviarlos solos a la misión. Las instrucciones que les da vienen a decir: «Actuad como me habéis visto actuar a mí, y comportaos como cuando estabais conmigo. No os desaniméis por la falta de acogida». Al lado de Jesús han aprendido a llevar una vida de predicadores itinerantes, sin preocuparse de equipajes y provisiones. Se han visto «sorprendidos» por una llamada inesperada a la que no podían negarse, con vistas a una misión a la que su experiencia pasada no los había preparado. No podían, pues, sino imitar a su maestro. Habrían sido muy ingenuos si hubieran imaginado que iban a encontrar en todas partes el éxito que Amós el pastor, un profeta salido del mismo ambiente de humildes trabajadores que ellos, no había encontrado.
Por el contrario, sorprende un poco oír a Jesús encomendarles como primera tarea la lucha contra los espíritus inmundos. Pero no hay que olvidar que él mismo ha sido enviado a liberar al mundo del poder del Mal, y que las curaciones de los poseídos son precisamente signo de esa liberación.
La liturgia celebra el misterio de la salvación en su totalidad. Una salvación proyectada por el Padre «antes de crear el mundo», realizada por su Hijo «cuando llegó el momento culminante», que se realiza en el mundo bajo el impulso del Espíritu. La Iglesia tiene la misión de anunciar el Evangelio «para alabanza de la gloria» de Dios.

PRIMERA LECTURA

Diez tribus se han separado: es el «Reino del Norte», con Samaría como capital y, en Betel, un santuario edificado para hacer competencia al templo de Jerusalén. Amós llega del Sur del «Reino de Judá», con la misión de convencer a los del Norte para que pongan fin al cisma. Pero se ve rechazado y despreciado.

Ve y profetiza a mi pueblo.

Lectura de la profecía de Amós 7, 12-15

En aquellos días, dijo Amasías, sacerdote de Casa-de-Dios, a Amos:
- «Vidente, vete y refúgiate en tierra de Judá; come allí tu pan y profetiza allí. No vuelvas a profetizar en Casa-de-Dios, porque es el santuario real, el templo del país.»
Respondió Amos:
- «No soy profeta ni hijo de profeta, sino pastor y cultivador de higos.
l Señor me sacó de junto al rebaño y me dijo: "Ve y profetiza a mi pueblo de Israel"»

Palabra de Dios.

SALMO

El profeta, que se mantiene a la escucha de Dios, no duda de que un día la palabra de Dios dará su fruto.

Salmo 84, 9ab-10. 11-12. 13-14 (R. 8)

R
Muéstranos, Señor, tu misericordia
y danos tu salvación.

Voy a escuchar lo que dice el Señor:
«Dios anuncia la paz .
a su pueblo y a sus amigos.»
La salvaci0n está ya cerca de sus fieles,
y la gloria habitará en nuestra tierra. R

La misericordia y la fidelidad se encuentran,
la justicia y la paz se besan;
la fidelidad brota de la tierra,
y la justicia mira desde el cielo. R

El Señor nos dará lluvia,
y nuestra tierra dará su fruto.
La justicia marchara ante el,
la salvación seguirá sus pasos. R

SEGUNDA LECTURA

La carta a los Efesios es una exposición global de la visión cristiana de la historia de la salvación. El Padre es el origen y el fin de este vasto movimiento que nos envuelve. Cristo está activamente presente en esta inmensa obra de salvación. El Espíritu Santo guía su desarrollo y sus avances. Tenemos aquí el esquema de todas las acciones de gracias, especialmente la acción de gracias de la eucaristía y la de la invocación, o «epíclesis», que acompaña a la celebración de los sacramentos.

Nos eligió en la persona de Cristo, antes de crear el mundo.

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios 1,3-14

Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en la persona de Cristo con toda clase de bienes espirituales y celestiales.
El nos eligió en la persona de Cristo, antes de crear el mundo, para que fuésemos santos e irreprochables ante el por el amor.
El nos ha destinado en la persona de Cristo, por pura iniciativa suya, a ser sus hijos, para que la gloria de su gracia, que tan generosamente nos ha concedido en su querido Hijo, redunde en alabanza suya.
Por este Hijo, por su sangre, hemos recibido la redención, el perdón de los pecados. El tesoro de su gracia, sabiduría y prudencia ha sido un derroche para con nosotros, dándonos a conocer el misterio de su voluntad.
Éste es el plan que había proyectado realizar por Cristo cuando llegase el momento culminante: recapitular en Cristo todas las cosas del cielo y de la tierra.
Por su medio hemos heredado también nosotros.
A esto estábamos destinados por decisión del que hace todo según su voluntad.
Y así, nosotros, los que ya esperábamos en Cristo, seremos alabanza de su gloria.
Y también vosotros, que habéis escuchado la palabra de verdad, el Evangelio de vuestra salvación, en el que creísteis, habéis sido marcados por Cristo con el Espíritu Santo prometido, el cual es prenda de nuestra herencia, para liberaci0n de su propiedad, para alabanza de su gloria.

Palabra de Dios.

ALELUYA Ef 1,17-18

Aleluya. Aleluya.
Dichosos los mensajeros de la Buena Noticia
y los que la reciben. Aleluya.

Aleluya, aleluya.
El Padre de nuestro Señor Jesucristo
ilumine los ojos de nuestro corazón,
para que comprendamos cuál es la esperanza
a la que nos llama. Aleluya.

EVANGELIO

Los Doce han acompañado a Jesús, mientras iba sin cesar de un lugar a Otro enseñando a la gente. Ahora les toca a ellos ir por los caminos para predicar la conversión haciendo las mismas obras que él, empezando por la expulsión de los espíritus inmundos. Como cuando iban con él, tienen que desprenderse de toda atadura y de toda preocupación material. Y los rechazos y fracasos no deben desanimarlos en la realización de su periplo misionero.

Los fue enviando.

+ Lectura del santo evangelio según san Marcos 6,7-13

En aquel tiempo, llamó Jesús a los Doce y los fue enviando de dos en dos, dándoles autoridad sobre los espíritus inmundos. Les encargó que llevaran para el camino un bastón y nada más, pero ni pan, ni alforja, ni dinero suelto en la faja; que llevasen sandalias, pero no una túnica de repuesto.
Y añadió: - «Quedaos en la casa donde entréis, hasta que os vayáis de aquel sitio.
Y si un lugar no os recibe ni os escucha,. al marcharos sacudíos el polvo de los pies, para probar su culpa.»
Ellos salieron a predicar la conversión, echaban muchos demonios, ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban.

Palabra de Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La publicación de los comentarios requerirán la aceptación del administrador del blog.